Más que una vivienda, un “hogar sustentable” para comunidades rurales de México

Actualidad
Fecha de publicación: 
Enero 2018
Editorial: 

La Cooperativa de Ahorro y Préstamos Tosepantomin fue reconocida con el Premio Europeo de las Microfinanzas 2017

Vivienda con sistema de captación, filtrado y almacenamiento de agua de lluvia. Foto gentileza: Cooperativa de Ahorro y Préstamos Tosepantomin.

La Cooperativa de Ahorro y Préstamos Tosepantomin (que significa “dinero de todos” en náhuatl) ganó el Premio Europeo de las Microfinanzas 2017 por su apoyo a las comunidades rurales marginadas con sus proyectos de construcción de viviendas, ofreciendo productos de ahorro y crédito hipotecario, y asesoramiento técnico. Álvaro Aguilar Ayón, Presidente del Consejo de Administración de la cooperativa, habló con el Portal sobre los inicios de la cooperativa, los clientes que atiende, el desarrollo de productos de ahorro y crédito para la construcción de viviendas sustentables y las lecciones aprendidas en el camino. 

1 - ¿Podría contarnos sobre su institución, su misión y los clientes a los que sirve?

Álvaro Aguilar Ayón, Presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Ahorro y Préstamos Tosepantomin, recibiendo el Premio Europeo de las Microfinanzas 2017.La Cooperativa de Ahorro y préstamos Tosepantomin, ubicada en la Sierra Nororiental del estado de Puebla, en México, nació en 1998 y obtuvo su certificación ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, que es las instituciones que regula a las cooperativas de ahorro y préstamos, en 2013. Esta cooperativa se encuentra en la Sierra Nororiental del estado de Puebla, en México, y ofrece servicios financieros a la población de la zona, que son principalmente, población indígena de los grupos nahuas y tutunakus. Actualmente, 35 mil socios integran la cooperativa, de los cuales, el 78% son indígenas y el 64% mujeres. Estamos promoviendo también la cultura del ahorro entre los niños. Tenemos 9 mil niños ahorrando que todavía no son socios pero que la intensión es que adquieran la cultura del ahorro desde pequeños y, cuando sean grandes, no solo puedan ahorrar sino también recibir otros servicios financieros por parte de la organización.

La misión de la Tosepantomin es ofrecer servicios financieros a los socios, y  que estos les permitan mejorar su calidad de vida y avanzar en “un proyecto de vida buena” que nosotros llamamos el Toyeknemilis (en náhuatl). La población de la zona es mayoritariamente indígena. Sin alternativas de financiamiento. Cuando nació la cooperativa, existía ya un banco en la zona pero este nunca les ofreció crédito a los habitantes, solo captaba ahorros. La cooperativa entró para ofrecer estos servicios. Actualmente la captación de ahorros es de aproximadamente 20 millones de dólares y los créditos colocados entre 18 y 19 millones de dólares.

2 - Su institución acaba de ganar el Premio Europeo de las Microfinanzas 2017 por su apoyo a las comunidades rurales marginadas de México con sus proyectos de construcción de viviendas residenciales, ofreciendo productos de ahorro y crédito hipotecario así como asesoramiento técnico. ¿Qué características tienen estos productos? ¿Y por qué decidieron lanzarlos?

Decidimos lanzar el producto de crédito y ahorro para la vivienda porque consideramos que cualquier institución financiera debe ofrecer servicios de acuerdo a las necesidades de la población a la que atiende. En nuestra región, la mayor parte de la población carecía de vivienda en condiciones adecuadas. Es por esto que, desde que nació la cooperativa, ofrece crédito para quienes quieran mejorar sus viviendas. Sin embargo, desde 2006, nos propusimos ir más allá de un financiamiento para mejoramiento de vivienda y nos propusimos también financiara la construcción de viviendas completas, debido a que la mayoría de nuestros socios carecía de una vivienda adecuada para las condiciones climatológicas de la zona.

Cita Álvaro Aguilar Ayón. Presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Ahorro y Préstamos Tosepantomin.Por eso fue que planteamos que el que pudiera haber un ahorro de los socios. Nosotros poder ofrecer un crédito y, teniendo asegurado el ahorro y el crédito, gestionar ante una instituciones gubernamental un subsidio que les permitiera tener los recursos suficientes para construir la vivienda. Esto lo hemos estado haciendo desde 2006 y, hasta ahora, se han beneficiado más de la mitad de los socios con este programa de vivienda. El programa que nosotros ofrecemos no consiste en que la cooperativa les construya la casa, sino que trabajamos en lo que llamamos “construcción social de la vivienda”. Consiste en que la familia que va a construir la vivienda es la que decide dónde va a construir, qué materiales utilizará y cuál será el diseño, pero también contratar a las personas que quiere que le construyan la casa. Lo que queremos es garantizar que la vivienda se construya en buenas condiciones, que la construcción sea de calidad y que, además, la familia ahorre lo más posible en los materiales de construcción. Es por eso que ofrecemos asistencia técnica. Esta consiste en un grupo de arquitectos que ayudan con el diálogo con la familia y a diseñar la casa. Realizan los planos arquitectónicos y los presupuestos. Una vez listos los planos y los presupuestos, comienza la construcción. Tenemos un grupo de personas que llamamos “supervisores” que, semana a semana, visitan a los albañiles que están haciendo la casa, para constatar que la construcción se esté haciendo de acuerdo a los planos. Este proceso seguimiento se da hasta que se termina la casa.

3 - ¿Podría explicarnos las técnicas de construcción respetuosas con el medio ambiente que utiliza su cooperativa? ¿Por qué piensa que son innovadoras?

Nosotros cuando impulsamos el programa de vivienda nos pusimos como objetivo proponer a los socios lograr que transformen sus viviendas en “un hogar sustentable”, así lo llamamos nosotros. ¿Qué significa este concepto? Le llamamos “hogar” porque no quisiéramos que nos vayamos con la idea de que la vivienda son solo 4 paredes, un techo y un piso. Sino que también exista armonía entre los que viven ahí, que son la familia. Ese calor humano, desde nuestro punto de vista, es lo que hace que la vivienda se transforme en hogar.

“Sustentable” porque nos interesa que se aprovechen algunos recursos naturales que se tienen en la zona. Nuestra región es una de las más lluviosas del país. Entonces nos preguntamos si llueve tanto, ¿por qué no utilizar los techos de la vivienda para captar el agua de lluvia y luego, esta agua, utilizarla dentro del uso de la vivienda? Darle después un mejor tratamiento para evitar que el agua, una vez utilizada, contamine arroyos y ríos. A través de filtros y biodigestores se hace un tratamiento a estas aguas.

Pero también nos preguntamos: ¿por qué no aprovechar de forma eficiente la energía? Y tratamos de utilizar la energía de forma eficiente de dos maneras: una es la energía que se utiliza para preparar los alimentos, como combustible, se utiliza mucho la leña en nuestra zona. Planteamos entonces introducir en las viviendas las estufas ecológicas, que disminuyen el uso de la leña y que también evitan que la familia esté inhalando el humo que se desprende de la leña a través de fogones abiertos. El otro uso eficiente de la energía, es utilizar los rayos del sol para que, a través de paneles solares, puedan abastecerse de la energía eléctrica que necesita la familia. Los residuos agrícolas -la mayor parte  de las familias trabajan en el campo y tienen residuos agrícolas o de las cocinas-, planteamos que los utilizaran como abonos orgánicos para producir alimentos. Este es otro concepto que incorporamos al de vivienda sustentable.

Entonces, el concepto de vivienda sustentable implica el cuidado del medio ambiente y eso lo hacemos a través del uso del agua de lluvia, el tratamiento de las aguas residuales, el uso eficiente de la energía, la transformación de residuos en abonos orgánicos y  la producción de alimentos para que dependamos menos de traer de otros lugares los alimentos que necesitamos.

Esto ya está todo en práctica y lo último que incorporamos son los paneles solares. A futuro, nos estamos planteando que estos son los trabajos a los que más impulso le vamos a dar. Tanto para incorporar paneles solares en las nuevas viviendas a construir, como para las viviendas que ya se construyeron y que no cuentan con esto paneles solares.

4 - ¿Cree que otras cooperativas y/o instituciones de microfinanzas en México podrían también ofrecer productos similares a estos a sus clientes de bajos recursos? ¿Qué lecciones aprendidas compartiría con ellos?

Lo que hemos aprendido en los ya casi 20 años de estar trabajando como cooperativa de ahorro y préstamo, es que una organización que se dedique a dar microfinanciamiento debe asegurarse que sus productos se adapten a las necesidades de sus socios. Y una necesidad muy importante todavía en el campo mexicano, en las zonas indígenas de México, es tener viviendas adecuadas para las familias.  Cita Álvaro Aguilar Ayón. Presidente del Consejo de Administración de la Cooperativa de Ahorro y Préstamos Tosepantomin.Y, si eso es una necesidad imperante, yo creo que todas las organizaciones que trabajan en el campo mexicano, en temas indígenas o en los barrios de las grandes ciudades, deben abocarse también a ofrecer este servicio de financiamiento para las viviendas. El incorporar el concepto de sustentable es muy útil. En México todavía tenemos cerca de 9 millones de familia que tienen carencias de viviendas adecuadas. Todavía queda mucho que hacer en México.

Lo que hemos aprendido es que el servicio de ofrecer créditos junto con el ahorro para poder construir viviendas es algo muy adecuado para las familias, es algo que pueden hacer las familias. No es sencillo, no es fácil, porque cuando hablamos de finanzas, se acostumbra a ofrecer un servicio desconectado de lo demás. Nosotros, en el caso de la vivienda sustentable, incluimos el ahorro, el crédito para la vivienda y para hacer producir alimentos, y el crédito para incorporar los paneles solares. Es un servicio mucho más integral del que normalmente se ofrece en el mercado.

Nosotros buscamos lograr que, en toda la región, la cultura del ahorro, del pago, del cuidado del medio ambiente, se arraigue mucho más. Estamos promoviendo mucho que, así como debemos transformar la casa en un hogar sustentable -que es donde vivimos cada familia-, que también el territorio donde vivimos lo veamos como la gran casa de todos los que vivimos ahí y, por lo mismo, debemos de procurar que esta ‘gran casa de todos’ se conserve en forma adecuada.

5 - ¿Cuáles son los planes que tiene la cooperativa para utilizar el premio monetario recibido?

Cuando elaboramos la propuesta para competir en este premio planeamos que lo utilizaremos de dos formas: primero, para poder elaborar una evaluación como cooperativa del programa de vivienda, más que nada enfocado en qué impacto social ha tenido. Hasta el momento, no hemos realizado una evaluación completa de este impacto. Nos interesa ver el nivel de satisfacción que tienen los socios y la opinión que ellos tienen para ver si podemos mejorar este servicio. El otro aspecto, sería para impulsar la capacitación de jóvenes y, si es posible, escalar una planta para ensamblar paneles solares y ofrecer algún producto para ponerlo al crédito, para aquellos que quieran incorporar paneles solares en la zona.

6 - ¿Cuál fue su reacción al recibir el premio? ¿Pensó que la cooperativa tenía posibilidades?

Para mí fue algo inesperado porque aunque estábamos entre tres finalistas, los otros dos eran bancos. Nosotros solo éramos una cooperativa de ahorro y préstamos. Uno de ellos era un banco ofreciendo préstamos para financiamiento de vivienda en Afganistán, en zona de guerra. El otro banco, de Perú, estaba ofreciendo miles de créditos mensualmente a la población de todo el país.

Nosotros como cooperativa, nuestro ámbito de acción es más pequeño, y pensamos que no teníamos muchas posibilidades de ser los triunfadores. Sin embargo, en el momento que anunciaron el premio, y que la cooperativa era la triunfadora, nos alegramos mucho. Fue un reconocimiento en Europa a una cooperativa, donde no tenemos clientes, sinos socios, ellos son dueños de la propia organización. Por eso me dio mucho gusto, nos solo el reconocimiento al trabajo que hace la Tosepantomin, sino también al trabajo que hacen las cooperativas en microfinanzas y la importancia que estas tienen en el mundo.


Materiales recomendados:

​¿Quiere aprender más sobre microfinanzas e inclusión financiera en México? Viste el perfil de país del Portal: México.


¿Le interesó este tema? Suscríbase aquí a nuestro boletín quincenal para estar al día con el sector de las microfinanzas y la inclusión financiera en América Latina y el Caribe. 

Tipo: 
Actualidad
País: 
México