BancoSol profundiza la inclusión financiera en Bolivia con el uso de códigos QR

Fecha de publicación: 
17 Octubre 2019
Fuente: 
BancoSol

A los 49 años de edad, don José Nina decidió que ya no quería ser un empleado y se convirtió en su propio jefe. No se arrepiente. Ya van cuatro años que le saca el jugo a la vida en un negocio que ha prosperado y no para de crecer.

Al mando de su puesto de venta callejero de jugo de naranja y pomelo en la ciuda de El Alto, don José tiene clara la fórmula del éxito en el mundo de los negocios. ”Hay que atender al cliente como se debe: con amabilidad y respeto”, afirma mientras llena un abundante vaso con el elixir extraído de unas frescas naranjas provenientes del municipio yungueño de Alto Beni, entre Caranavi y Palos Blancos en el departamento de La Paz.

Con esa idea en mente, desde hace un par de meses Don José decidió incorporar a su negocio una innovadora forma de cobro. Ahora, sus clientes pueden pagar por el celular a través del código QR de la aplicación Simple de BancoSol. Sin billetes ni monedas. Así de fácil.

Alentado por los asesores que le ayudaron a obtener el financiamiento para iniciar su propio emprendimiento en la entidad financiera, Don José dio un salto tecnológico y se convirtió en el único vendedor de jugos de naranja de la ciudad de El Alto que cobra por celular.

Verlo trabajar es un espectáculo. Su destreza para pelar los cítricos y extraerles todo el jugo en la popular prensa manual, solo se equipara con su habilidad para manejar el smartphone. En un dos por tres, ingresa a su aplicación (la AppSol de BancoSol), verifica que el dinero fue transferido a su cuenta, entrega el producto y vuelve a la faena de convertir el fruto del naranjo en una refrescante bebida.

El resultado no podía ser mejor. “Mi negocio ha prosperado”, afirma.

“Con el sistema de pago Simple de BancoSol se consolida el objetivo mayor de consolidar esta plataforma tecnológica que combina el uso del celular, las nuevas tecnologías y la apertura de cuentas bancarias, para transformar el panorama de la inclusión financiera en Bolivia”, aseguró el Gerente General de BancoSol, Kurt Koenigsfest.

Hace unos meses, las vendedoras del mercado modelo de Irpavi fueron las pioneras en transitar por estas nuevas plataformas financieras. Poco tiempo después se sumaron los artesanos de la gran feria del calzado de la avenida Tumusla y los comerciantes de las ferias de productos nacionales de la calle Socabaya y la Avenida Apumalla situada en el corazón del comercio en La Paz.

Pero no son los únicos en Bolivia. Los pasados días, un grupo de emprendedores gastronómicos de la ciudad de Oruro decidió encarrilar sus food trucks por la autopista de la tecnología incorporando en el menú de servicios al cliente, la posibilidad de pagar a través del celular.

¿Y cómo comenzó esta aventura por el mundo de la banca digital? Don José Nina contesta sin dejar de trabajar. “Hace dos años el BancoSol me prestó para financiar mi negocio de jugos de fruta. Este año, los mismos asesores de crédito me animaron a usar el código QR en la cuenta de ahorro que tengo en el BancoSol desde hace ocho años y listo”, explica con la misma facilidad con la que usa el código QR.

Ellos me enseñaron a usar la AppSol, prosigue. “Fue muy fácil. Al principio me costó un poco pero al tercer intento ya lo tenía claro”, asegura Don José que aprendió el negocio de su esposa, Bárbara Rojas, que también vende jugo de naranja desde hace doce años en la plaza Juana Azurduy de Padilla en la populosa la zona Villa Dolores de El Alto.

¿Y la aplicación sirve? Le preguntan a diario los clientes que, sorprendidos, ven como Don José atiende a unos compradores que no usaron ni una moneda y menos un billete para pagar por su jugo. “No dudo. Es muy buena la aplicación. Llega el mensaje de texto, verifico y entrego el producto. Después, consulto mi saldo en la cuenta de ahorro y veo cuánto aumentó mi ahorro”, explica.

Don José le tiene mucho cariño al banco que le tendió una mano cuando decidió emprender su negocio propio; por eso, todas las mañanas parquea su carro de jugos en la puerta de la Agencia Satélite de BancoSol en El Alto. Como el cariño es mutuo, no se necesita cita previa. Los funcionarios ya saben que está afuera y salen a refrescar la jornada con un jugo de fruta.

“Todos son mis clientes. Comenzando con mi asesor y terminando con el Gerente de la Agencia”, afirma con orgullo y cariño.

Naturalmente, sigue atendiendo a quienes sacan una moneda o un billete del bolsillo para pagar. “No todos tenemos cuentas de ahorro. Pero de aquí a un tiempo, toda la gente va a tener su AppSol”, reflexiona.

“Con este QR veo que la gente pregunta en qué consiste la aplicación. Es muy fácil solo se tiene que pasar unos cursos de instrucción y listo. Los jóvenes de hoy dominan la tecnología por eso es fácil. Solo tienes que tener un poco de ahorro en la cuenta del BancoSol”, dice el emprendedor.

Don José es un visionario. Sabe que dentro de poco esta innovación tecnológica será moneda corriente. "Todos harán sus pagos a través del celular", afirma.

Un factor determinante para optar por el uso de las bondades de la tecnología fue la seguridad. “Muchas veces hay hurtos, perdemos el dinero, nos engañan o simplemente no tenemos dinero en efectivo para pagar por el jugo pero con  esta tecnología todo es fácil. Pagas con el celular y ya tienes tu producto. Listo”.

Tipo: 
Noticia
País: 
Bolivia