Blog del FinDev

Entre micro y pequeña empresa: Fortalecer la inclusión financiera de empresas que aportan al crecimiento y generan empleo en México

Los resultados del estudio “Necesidades y uso de servicios financieros en la Mipymes mexicanas” muestran que el segmento en transición, entre micro y pequeña empresa, necesita servicios financieros específicos para poder desarrollarse y crecer.
Mujer empresaria mexicana. Foto gentileza: Solliv

En el segmento en transición entre micro y pequeña empresa se materializa el cambio de la microempresa de sobrevivencia a empresas con mayor estabilidad, mayor inversión, más activos fijos y una tendencia hacia el comportamiento de la pequeña empresa. Estas empresas requieren una gama de servicios financieros específicos, para acompañar su desarrollo y crecimiento.

En México existen más de 266 mil empresas que están creciendo y dejando atrás el ámbito de las micro empresas, acercándose al umbral de las pequeñas empresas. Generan ventas entre 4 y 9 millones MXN anuales (entre 198 mil y  446 mil dólares), cuentan con entre 6 y 15 colaboradores y dan empleo a más de 2,3 millones de personas. De esta forma aportan el 10,7 % al empleo en el país (INEGI, Censo económico, 2014).

Muchas empresas de este segmento se ubican en los sectores manufactura (fabricación de prendas, calzado, productos de metal, piel, madera, muebles, etc.) reparación y mantenimiento, comercio al mayoreo y por menor, preparación de alimentos y bebidas, producción de alimentos, alojamiento temporal además de servicios basados en tecnología.

En México existen más de 266 mil empresas que están creciendo y dejando atrás el ámbito de las micro empresas, acercándose al umbral de las pequeñas empresas.

La expectativa de vida de estas unidades económicas es mayor que la de microempresas que laboran con menos de 5 empleados, según datos del INEGI del año 2015. Empresas con 3 a 5 colaboradores tienen una esperanza de vida promedio de 8 años. Las empresas con 6 a 10 colaboradores tienen una esperanza de vida promedio de 11,4 años y los negocios que ocupan 11 a 15 personas de 15,5 años. 

De manera similar se puede observar una creciente productividad en estas empresas. Según datos del INEGI del año 2014 la productividad bruta en todas las micro empresas por persona ocupada fue de 108.935.- MXN, mientras que en el segmento de las pequeñas empresas fue de 340.,051.- MXN. A su vez, la productividad promedio de las empresas con 6 a 10 personas ocupadas era de 285.678.- MXN y de las empresas con 11 a 15 personas ocupadas incluso de 360.811.- MXN.

De forma similar se puede observar un aumento significativo respecto al valor de los activos fijos. El promedio de los activos fijos de las Mipymes en el país es de 518.000.- MXN por unidad. En las empresas con 6 a 10 personas ocupadas este promedio es de 1.006,000.- MXN y en las empresas con 11 a 15 personas ocupadas suma 2.034.000.- MXN.

La brecha tecnológica igualmente resulta considerable. Mientras que menos de 20% de las micro empresas cuentan con internet y equipo de cómputo, en los estratos de pequeñas, medianas y grandes empresas más de 80% cuentan con esta infraestructura. Es justamente en el segmento en transición donde se observa un creciente uso de tecnología, sea para los procesos de producción o para la administración de la empresa.

De la misma forma, las empresas en transición se distinguen de las micro empresas con respecto a la remuneración de los colaboradores. En las unidades del rango de 6 a 10 colaboradores la remuneración promedio por persona ocupada suma 59.734 MXN, resultando 22,5% por arriba de la remuneración en las empresas con 3 a 5 colaboradores. A su vez, la remuneración promedio anual por persona en las empresas con 11 a 15 empleados es de 65.143 MXN, lo cual resulta un 9,1% mayor a la del rango anterior.

SOLLIV acompañó a 20 empresas mexicanas del segmento en transición entre micro y pequeña empresa durante un año para conocer sus características específicas y sus vidas financieras. Las empresas de esta muestra cualitativa están ubicadas en la CDMX, el Estado de México y Puebla. El estudio se realizó con fondeo de la Fundación MetLife en México.

Los dueños y las dueñas de estas empresas manejan sus negocios como un proyecto de vida. Están conscientes y orgullosos de los logros alcanzados y buscan la permanencia sustentable y el crecimiento de sus empresas. Las empresas incluso se entienden como un posible legado para la generación de los hijos.

Los dueños y las dueñas de estas empresas manejan sus negocios como un proyecto de vida. Están conscientes y orgullosos de los logros alcanzados y buscan la permanencia sustentable y el crecimiento de sus empresas. Las empresas incluso se entienden como un posible legado para la generación de los hijos.

65% de los dueños y las dueñas de las 20 empresas registran sus ingresos y gastos de forma diaria y 75% llevan la contabilidad de la empresa por escrito o incluso en una computadora. No obstante, son justamente los temas financieros donde los empresarios y las empresarias buscan más información y capacitación, sabiendo lo crucial que estos temas son para la estabilidad de sus negocios.

La mayoría de las empresarias y los empresarios que participaron en el proyecto planean fortalecer y hacer crecer aun más su negocio. Quieren modernizar maquinaria y locales, atender nuevas regiones y nuevos clientes y ampliar o innovar la gama de productos y servicios.

Sus empresas están incluidas financieramente en un nivel básico, ya que en casi todas se usan servicios de pagos formales, incluso servicios de pagos electrónicos o móviles. No obstante, la falta de entendimiento detallado de las necesidades de las micro y pequeñas empresas en México, limita la creación de productos y servicios financieros adecuados y relevantes para ellas; y fomenta la prevalencia de mitos sobre sus necesidades financieras.

Entre esos mitos está la idea de que, para iniciar, hacer crecer y fortalecer a sus negocios, estos empresarios siempre desean adquirir un financiamiento de instituciones financieras formales. De hecho, de acuerdo con nuestro estudio “Necesidades y uso de servicios financieros en la Mipymes mexicanas: Lecciones aprendidas de las unidades económicas en transición de micro a pequeñas empresas”, el 70% de la muestra de negocios del segmento en transición afirma que no utiliza crédito formal.

El 64% de los empresarios participantes dice que no usa créditos por no necesitarlo; el 21% comenta que desde su punto de vista las tasas de interés y las comisiones son muy altas; y otro 21% menciona que los montos de los créditos que les ofrecen son menores a los solicitados y requeridos. Es también por ello que la mayoría de los empresarios planea realizar las inversiones requeridas para sus planes a futuro con el flujo de sus negocios y con sus ahorros propios.

Prefieren usar sus ahorros, invertir sus utilidades o solicitar préstamos a familiares para lograr sus objetivos de negocio. Por otro lado, usan servicios de pago formales y están interesados en tarjetas de débito y crédito empresariales. Además, buscan servicios financieros que les ayudan a distinguir las finanzas personales de las finanzas de su empresa y quisieran encontrar seguros adecuados para gestionar los riesgos específicos que ellos enfrentan y proteger su patrimonio.

De acuerdo con el estudio “Necesidades y uso de servicios financieros en la Mipymes mexicanas: Lecciones aprendidas de las unidades económicas en transición de micro a pequeñas empresas”, el 70% de la muestra de negocios del segmento en transición afirma que no utiliza crédito formal.

Bajo esta óptica, es importante atender estas empresas y sus dueños y dueñas con una gama integral de servicios financieros, basado en el conocimiento detallado de sus hábitos, preferencias y necesidades y marcado por un profundo respeto por sus logros, objetivos y valores.

Se requieren diseñar servicios financieros integrales y diversificados. Esto implica también que los proveedores de servicios financieros se encuentran ante el reto de generar nuevos modelos de negocio redituables, ofreciendo una gama amplia de servicios financieros sin enfocarse principalmente en el crédito.

Incluso respecto al crédito se recomienda contar con productos crediticios variados –líneas de crédito revolventes, tarjetas de crédito empresariales, crédito para invertir en activos fijos, créditos hipotecarios, arrendamiento, etc. Además se observa un nicho importante con respecto a los seguros, siempre cuando están enfocados a las necesidades específicas de estas empresas en materia de riesgos de salud o vida o para asegurar riesgos relacionados a la vivienda, los vehículos de transporte, etc.

Justamente para productos complejos como son los seguros es importante apoyar a los dueños y las dueñas de empresas en transición con información transparente y clara sobre como usarlos de manera eficaz. De la misma manera será oportuno ofrecer capacitación en materia de análisis y planeación financiera, como apoyo adicional para el desarrollo sano de estos negocios.

Es así como se puede lograr establecer una relación de proveedor-usuario fructífera a largo plazo, comunicando de tú a tú con ellos y acompañándolos con servicios adecuados en las diferentes etapas de desarrollo de sus empresas y sus vidas financieras personales.

El segmento de unidades económicas en transición entre  micro y pequeña empresa muestra la importancia de segmentar de manera detallada al gran universo de Mipymes en México y en otros países, para entender hábitos, preferencias y necesidades de diversos segmentos diferentes entre si, con el fin de poder atenderlos de manera específica y adecuada con servicios financieros y programas que aportan a su inclusión financiera eficaz y fructífera.

 

El estudio “Necesidades y uso de servicios financieros en la Mipymes mexicanas: Lecciones aprendidas de las unidades económicas en transición de micro a pequeñas empresas” se presentó el 24 de junio de 2019 en la CDMX. Muestra que las unidades económicas en transición entre micro y pequeña empresa son muy relevantes para la generación de empleo e ingreso a nivel local, siendo empresas de larga trayectoria, con alta expectativa de vida y alto potencial de crecimiento en el futuro. Puede descargar el reporte resumido de este estudio en este link o solicitarlo al correo [email protected]

 

Escriba un comentario

Los comentarios en esta página son moderados por los editores del Portal FinDev. Agradecemos enviar solo comentarios relacionados con la publicación. Comparta su conocimiento con nosotros. Aprenda más.