France Michaud 24 Marzo 2020

Como cualquier empresa responsable, Développement international Desjardins (DID) se toma muy en serio la situación actual asociada a la Covid-19. Hemos tomado varias medidas para asegurar la continuación de nuestras actividades al tiempo que hacemos lo necesario para proteger a nuestros equipos, nuestros socios y la comunidad en general: viajes cancelados, reuniones virtuales y teletrabajo son ahora parte integral de nuestra realidad.

La crisis mundial que afecta el planeta en la actualidad nos hace conscientes de la importancia de un acceso adecuado a los servicios financieros. El ahorro, el crédito, los seguros y las remesas son herramientas que nos ayudan a hacer frente a los varios impactos que puede tener una crisis de tal envergadura.

Por lo tanto, DID se compromete a tomar todas las medidas necesarias para garantizar la continuación de los proyectos que lleva a cabo en apoyo de la inclusión financiera de las poblaciones desfavorecidas. También reconocemos el trabajo de todas las instituciones financieras que contribuyen, por sus esfuerzos y apertura, a mejorar el acceso a los servicios financieros para todos.

En Canadá, el Movimiento Desjardins está haciendo su parte de manera muy concreta para ayudar a sus socios y clientes a afrontar mejor la crisis
- ofreciendo medidas de alivio a las personas que no pueden cumplir sus obligaciones financieras
- dando prioridad a los servicios telefónicos y móviles para limitar las interacciones físicas
- aumentando el límite de pago sin contacto para las tarjetas de crédito y
- compartiendo regularmente consejos prácticos.

A pesar de la magnitud sin precedentes de la crisis, seguimos convencidos de que, colectivamente, podremos superar este tumultuoso período demostrando solidaridad y responsabilidad.