Magda Juana Do… 24 Marzo 2020

Respecto a la situación actual, en Perú se ha tomado varias medidas para frenar la propagación del virus, sumándose a otros países a la cuarentena. No obstante es lamentable que no hayamos tenido planes de contingencia, recién se están elaborando muchos de ellos. Es notorio porque vemos desaciertos enormes, por ejemplo para distribución de los S/ 380 a las familias pobres y extremo pobres no se han considerado los criterios más adecuados, beneficiando a quien sí tiene posibilidades. Es importante cruzar información de SUNAT, SBS, etc para determinar cómo está distribuida nuestra población y el tipo de ingreso que tiene, en base a eso formular planes y políticas que ayuden a sobrellevar los días venideros. De no ser así, el que hoy no es pobre, mañana lo puede ser.
Lo que observó es un trabajo individualista de las instituciones y la falta de coordinación entre estas. Más aún la falta de profesionales idóneos.
Hay muchas alternativas que deben plantearse desde el sector financiero para no afectar la liquidez de los deudores y a la vez generar cultura financiera.
Desde el gobierno se debe revisar lo que está situación va dejando y revaluar el presupuesto, asimismo se debe robustecer los niveles de control de los recursos.
Finalmente se debe convocar a una mesa de trabajo que reúna a todos los sectores para superar esta crisis de la mejor forma, sin perjudicar a los sectores más vulnerables.