Auditoría y contabilidad

La finalidad de las prácticas de auditoría y contabilidad es llevar un registro claro de todas las transacciones, sistemas de información y operaciones del ámbito financiero; estas prácticas son esenciales para las instituciones financieras de todos los tamaños. Las auditorías internas y externas aseguran que estas prácticas se apliquen adecuadamente, sean transparentes y den seguimiento a todas las áreas de un negocio. A medida que las instituciones microfinancieras aumentan de tamaño y se tornan más complejas, es más necesario contar con sólidos sistemas de control para gestionar el riesgo operacional.

Las prácticas de auditoría y contabilidad están diseñadas para proteger tanto a las instituciones financieras como a sus clientes contra el fraude u otros métodos contables inapropiados. Estas prácticas también reafirman a los inversionistas y los Gobiernos que las instituciones financieras operan conforme a principios sólidos. La innovación, las nuevas tecnologías y la competencia transforman continuamente la naturaleza del sector de servicios financieros, por lo que las instituciones deben mantenerse al día mejorando constantemente sus sistemas y operaciones. Cuando existen sólidas prácticas de auditoría y contabilidad, la gerencia, los consejos de administración, los inversionistas y los fiscalizadores estatales de las instituciones pueden hacer un seguimiento y gestión eficaces de sus responsabilidades y de los riesgos conexos.

Libro de contabilidad. Por Simone D. McCourtie, Banco Mundial.