Finanzas islámicas

Más de 650 millones de musulmanes viven con menos de US$ 2 al día. Aunque es cada vez mayor la demanda de servicios financieros que cumplen con la sharia (ley islámica), el financiamiento dirigido a los musulmanes sigue representando menos del 1% de la cobertura total de las microfinanzas a nivel mundial.

Uno de los principios clave del financiamiento que cumple con la sharia radica en que el dinero, según la ley islámica, no tiene valor intrínseco y no puede aumentar su valor por sí solo. No puede haber ningún elemento de interés en un producto financiero aceptable para la sharia, por lo que el enfoque debe estar basado en los activos y no en la deuda. En cambio, se promueve que los riesgos y las ganancias se compartan a través de la participación patrimonial en un negocio. Como la mayoría de los productos tradicionales de microfinanzas se basan en intereses y comisiones, estos no son compatibles con los servicios financieros aceptables por la sharia, lo que exige que las instituciones de servicios financieros desarrollen un conjunto de productos distintos, que cumplan con la ley islámica. 

Mujeres visualizando sus sueños de ahorro. Por Anjali Banthia, Concurso de Fotografía CGAP 2012.