Protección del consumidor

La protección del consumidor se refiere a las reglas y reglamentos diseñados para proteger a los consumidores en sus tratos con proveedores de servicios financieros, y para generar confianza en esas instituciones. En muchos países recién comienzan a aplicarse reglas y prácticas de protección del consumidor, aunque este tema ha adquirido más prominencia en años recientes con la crisis financiera mundial y por las inquietudes relativas al endeudamiento excesivo.

La transparencia, el trato justo y los mecanismos de recurso efectivos revisten especial importancia cuando se trata de la protección del consumidor. Los clientes deben ser capaces de entender las repercusiones de los compromisos que contraen; la información se debe presentar en forma clara y sencilla, y se debe contar con un método satisfactorio para la resolución de conflictos o disputas.
La aplicación de las prácticas de protección del consumidor puede llevar tiempo y es probable que evolucione a medida que se van identificando nuevos riesgos, se entiende mejor el comportamiento de los consumidores y se diseñan regulaciones eficaces. 

Hombre pintando un barco. Por Probal Rashid, Concurso de Fotografía CGAP 2014.