Publicación

Protección para las personas y las economías: Políticas integradas en respuestas a la COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha desencadenado una emergencia sanitaria a nivel mundial y una crisis económica sin precedentes en la historia. Los Gobiernos que enfrentan esta amenaza se encuentran en territorio desconocido, pero las tres prioridades en materia de políticas que se abordan en este documento son claras:

  • La contención de la enfermedad es primordial para combatir la pandemia, y ciertas medidas —como la realización de pruebas y el rastreo de contactos—, combinadas con el aislamiento y el tratamiento de las personas infectadas, pueden generar beneficios de primer orden.
  • La crisis económica exige un esfuerzo paralelo y simultáneo para preservar los empleos, proteger los ingresos y garantizar el acceso de las poblaciones vulnerables a los servicios.
  • Si bien hoy los Gobiernos toman medidas para desacelerar la pandemia y proteger las vidas y los medios de subsistencia, también deben pensar en preservar la estabilidad macroeconómica, continuar generando confianza y mantener una comunicación clara para evitar recesiones más profundas y tensiones sociales. De cara al futuro, esta crisis puede ser una oportunidad para reconsiderar las políticas y volver a construir con sistemas más sólidos para las personas y las economías.

Sobre esta Publicación

Fecha de publicación