Publicación

Acelerando los pagos digitales en América Latina y el Caribe

Entre el primer y el segundo trimestre de 2020, el tráfico de los sitios web de comercio electrónico de cinco de los principales mercados de la región creció más de un 150%. La pandemia de COVID-19 ha impulsado a decenas de miles de empresas de la región a integrarse en el mundo digital. Los efectos y las ventajas de esta digitalización son considerables para las pequeñas y medianas empresas (PYME) en particular. Las PYME que operan en ALC pueden diversificar su base de clientes y llegar a 20 mercados extranjeros cuando operan a través del Internet, mientras que las que no optan por esta vía solo pueden llegar a entre dos y cinco mercados. A medida que la economía digital se va convirtiendo en la norma, los servicios básicos universales, como la educación y la asistencia médica, también están adoptando las tecnologías digitales y teniendo lugar en línea.

Los pagos digitales son cruciales para posibilitar esta transformación tanto a nivel nacional como transfronterizo. Sin embargo, persisten numerosos desafíos que impiden la generalización del uso de los pagos digitales en toda la región, desde la falta de acceso, de armonización reglamentaria y de soluciones de pago asequibles hasta la necesidad de una mayor cooperación entre el sector público y el sector privado, de protección de los consumidores y de un ecosistema de pagos abierto, inclusivo e interoperable.

En 2020, el Foro Económico Mundial y el laboratorio de innovación del Banco Interamericano de Desarrollo, BID Lab, pusieron en marcha conjuntamente la iniciativa Pagos para Avanzar un Crecimiento para Todos (Payments to Advance Growth for All o PAGA) con el fin de hacer frente a estos desafíos. Esta iniciativa ha reunido a una comunidad diversa integrada por más de 100 representantes de los sectores público y privado con el objetivo de explorar, a través del diálogo, cómo sacar el máximo provecho de los pagos digitales en ALC. Dado que los pagos digitales continúan aumentando y estimulando la inclusión financiera y el crecimiento económico, confiamos en que el presente informe ofrecerá una visión adecuada de los problemas más urgentes y pondrá de relieve la importancia de la cooperación entre los sectores público y privado (así como en el seno de este último) para promover los pagos digitales para todos de un modo transparente, seguro e inclusivo.

*Las opiniones expresadas en esta obra son de los autores y no necesariamente reflejan el punto de vista del BID, de su Directorio Ejecutivo ni de los países que representa, así como tampoco del Comité de Donantes de BID Lab ni de los países que representa.

Sobre esta Publicación

Fecha de publicación