Publicación

La cuenta de nómina en México: Perspectiva de los demandantes y oferentes de servicios financieros

Análisis del producto y su potencialidad para alcanzar a aquellos sectores que no cuentan con ningún servicio bancario
Descargar 24 páginas
El estudio examina el uso de la cuenta de nómina en México utilizando información tanto de los oferentes de servicios financieros, como de los demandantes, mediante la consideración de dos fuentes de información: (1) los reportes regulatorios que las instituciones financieras envían a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y (2) la encuesta realizada en 2013 por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la CNBV, sobre los usos de los servicios financieros en el país. Entre los principales hallazgos se encuentran:
  • La cuenta de nómina es el producto más utilizado por la población adulta en México (24,6 millones de usuarios).
  • Es un producto libre de comisiones, según la regulación vigente, los bancos que ofrecen dicho producto están obligados a ofrecer a los usuarios una serie de servicios sin ningún costo, sostenido por el depósito mensual o quincenal de sus nóminas que les garantiza, a los bancos, un flujo mensual de captación.
  • Hay empresas que incentivan u obligan a los empleados a abrir una cuenta para realizar el pago de la nómina y de esta manera, para muchos trabajadores, es el primer producto financiero que comienzan a utilizar y les da posibilidad de conocer otros productos que en un futuro puedan llegar a necesitar. Así, la cuenta de nómina se puede considerar como un “producto de entrada” al sistema financiero.
  • La presencia de una sucursal en un municipio tiene un impacto positivo en el número de cuentas y en los saldos reportados.
  • El índice de rezago social tiene una relación inversa con el número de cuentas de nómina, es decir, en municipios con un mayor rezago social se encontraron un menor número de cuentas de nómina. Los municipios rurales también muestran un menor número de cuentas y un menor saldo.
  • Más del 61% de los trabajadores formales tienen una cuenta de nómina, por lo que todavía oportunidad para un posible crecimiento en el uso de este producto.
  • El 20% del total de las cuentas de nómina pertenecen a personas que no tienen un trabajo en el sector formal de la economía.
  • Pese a que estas cuentas no están siendo utilizadas actualmente para el ahorro, dadas sus características (libre de comisiones y promovido por las empresas), pueden llegar a ser una opción atractiva para canalizar ahorros en el país.