Blog del FinDev

¿Cómo está afectando el Covid-19 la salud financiera de los mexicanos?

Un sondeo de FinnSalud revela que los hogares mexicanos se están preparando para la crisis, y ya están viendo sus ingresos reducirse y sus gastos aumentar.
Uno de los hogares encuestados. Foto: Sebastiáb Barrera, BFA Global.

Ahora que México cuenta con 993 casos confirmados de coronavirus y ha entrado en una Fase 2  con contagio local, el Gobierno de la nación está tomando medidas más duras de contención. Dado el carácter exponencial de la epidemia y la cercanía a los Estados Unidos, el país con más casos del mundo, es posible que la situación vaya empeorando de manera rápida. Para hacernos una idea, según algunas estimaciones México está unas dos semanas detrás de España, que ya superó los 80.000 casos confirmados.

El proyecto FinnSalud fue lanzado en México en Noviembre 2019 gracias al apoyo de MetLife Foundation, con RPA como patrocinador fiscal y ejecutado por BFA Global. El proyecto se enfoca en la salud financiera de los mexicanos con ingresos bajos a moderados, trabajando estrechamente con instituciones financieras que puedan mejorarla de manera sostenible.  Ante la pandemia del Covid-19 hemos reconfigurado las líneas de acción del proyecto para (i) entender mejor el impacto de la crisis en la salud financiera de los hogares y (ii) apoyar a nuestros socios institucionales y a sus clientes a responder de la mejor forma.

La pandemia ha comenzado a causar un daño económico que previsiblemente irá en aumento. Desde una perspectiva de salud financiera, podemos esperar que el daño sea más agudo para las personas de menores recursos, que se encuentran más desprotegidas. ¿Cómo está afectando esta situación a sus ingresos? ¿Cuáles son sus perspectivas de resiliencia si las medidas de contingencia se alargaran varias semanas?

“Los mexicanos están movilizando sus ahorros y también otros mecanismos financieros para afrontar la crisis que viene”.

Para responder a estas preguntas, el proyecto FinnSalud lanzó una encuesta rápida que nos permitiera tomar el pulso a las personas más vulnerables del país. Como parte de una iniciativa en 7 países, utilizamos métodos digitales con una muestra de 224 personas en México. La mitad contaban con ingresos mensuales de menos de 3.750 pesos mexicanos y la otra mitad entre ese valor y hasta 7,000 pesos mexicanos. La encuesta fue posible gracias al apoyo de MetLife Foundation pero las opiniones aquí reflejadas provienen únicamente de BFA Global. Obtuvimos información reveladora que aún estamos en proceso de analizar, sin embargo, deseamos compartir lo antes posible algunos hallazgos importantes.

Los hallazgos preliminares no son muy alentadores.  Estos revelan que los ingresos de las personas encuestadas se están reduciendo a la vez que aumentan sus gastos, arrojando dudas sobre cuánto tiempo podrán aguantar esas medidas de distanciamiento los hogares mexicanos.

Hallazgo 1: La mayoría de los hogares mexicanos se está preparando

El 66% de los hogares mexicanos ya están preparándose para la crisis, haciendo acopio de provisiones básicas para cubrir al menos una semana en el 70% de los casos. Este gasto no anticipado se está cubriendo sobre todo con ahorros y guardaditos (72% de los hogares) o con reducción de gastos (15%), aunque el 31% de los hogares también ha pedido prestado y el 13% ha vendido algún objeto (la suma porcentual supera el 100% pues algunos hogares han seguido más de una estrategia). En resumen, los mexicanos están movilizando sus ahorros y también otros mecanismos financieros para afrontar la crisis que viene.

Imagen
Gráfica 1

 

Hallazgo 2: Los ingresos de los hogares ya se están deteriorando

Es bastante menos positivo que los ingresos de los encuestados ya se están viendo reducidos en buena medida. Casi un tercio (30%) declara una disminución significativa y otro tanto (32%) una disminución más leve.  La razón principal en un 49% es la imposibilidad de salir de casa por las restricciones y el cuidado de niños y adultos mayores. Sólo el 15% declara haber visto sus ingresos aumentar debido a la epidemia.

Imagen
Gráfica 2

 

En paralelo y haciendo más difícil la situación, un 54% de los hogares también está viendo sus gastos aumentar, quizá para hacer frente al acopio de provisiones. Así que se reducen los ingresos mientras aumentan los gastos.

Hallazgo 3: Los hogares tienen dinero guardado sólo para unas pocas semanas

Para entender cómo podrán los hogares hacer frente a esta doble tensión, necesitamos entender cuántos recursos financieros tienen reservados. Por desgracia, sólo el 45% de los encuestados declara tener dinero guardado para una emergencia. Y al preguntarles cuántas semanas podrían cubrir sus necesidades básicas sólo con sus reservas, un 67% tiene fondos para 4 semanas o menos. Además, y como veíamos anteriormente, el 62% ya ha tenido que hacer uso de esas reservas. Como resultado de esta presión financiera, el 55% de los encuestados que tiene préstamos pendientes, anticipa que no podrá pagar alguna de las cuotas debido a la epidemia.

Imagen
Gráfica 3

Conclusión: Los hogares mexicanos anticipan un deterioro grave de su bienestar económico

Resumiendo, los hogares mexicanos se están preparando para la crisis y ya están viendo sus ingresos reducirse y sus gastos aumentar. Ya están teniendo que movilizar sus exiguos ahorros y anticipan mayores dificultades económicas en los próximos meses. En general, una gran mayoría cree que su bienestar financiero se verá significativamente afectado y sólo el 12% piensa que no se verá afectado económicamente.

Imagen
Gráfica 4

 

Siguientes pasos para entender la evolución de la situación

Como resultado de este análisis, nos surgen nuevas preguntas. Entre ellas, nos gustaría entender mejor cuánto tiempo podrán aguantar los hogares sin lograr nuevos ingresos o recibir apoyos. Igualmente, si los pequeños negocios empiezan a cerrar, ¿cuánto se agravará el descenso de los ingresos en los hogares?

En los próximos días y semanas, FinnSalud seguirá trabajando para responder estas preguntas y amplificar las voces de los mexicanos más desprotegidos. Estaremos analizando los datos recibidos en mayor profundidad para obtener hallazgos más contundentes. Además, estamos preparándonos para realizar nuevas rondas de encuestas y así observar la evolución de los hogares y pequeños negocios. También estamos desarrollando un análisis de escenarios que nos permitirá entender qué posibles cursos podría tomar la situación. Queremos incluir en particular a las pequeñas tiendas, que se convertirán en la primera línea de distribución de alimentos. Finalmente, estaremos preparándonos para pasar a la acción con nuestros socios de FinnSalud: las cooperativas Acreimex y Atemajac.

Tiene datos para complementar y/o enriquecer a esta investigación. Escriba a [email protected] para una posible colaboración.

Escriba un comentario

Los comentarios en esta página son moderados por los editores del Portal FinDev. Agradecemos enviar solo comentarios relacionados con la publicación. Comparta su conocimiento con nosotros. Aprenda más.