Publicación

El COVID-19 hace retroceder los avances en el bienestar de las mujeres y las poblaciones diversas

La presencia del COVID-19 se confirmó en todos los países de América Latina y el Caribe en marzo de 2020. La pandemia no solo debilitó el aparato económico de la región, sino que también exacerbó las desigualdades estructurales. Las mujeres, los afrodescendientes, los pueblos indígenas, las personas con discapacidad y las personas LGBTQ se vieron afectados de manera desproporcionada por la pandemia, reflejando tanto la vulnerabilidad de estos grupos como la fragilidad de los avances logrados en los últimos años en la mejora de su bienestar social. Este documento destaca los principales aprendizajes de los estudios del BID sobre el impacto de la pandemia en estas poblaciones.

Sobre esta Publicación

Fecha de publicación
Colección